Es egresada del Cobaes 62 de Estación Obispo.

 

German Zambada Galván. 18 12 18

 

Culiacán, Sin.- “Me gustaba mucho ir a Cobaes. Ahí nació mi gusto por la lectura en las clases de literatura, por las matemáticas y los números pero, sobre todo, por la filosofía y la lógica, cómo olvidar esas largas clases de historia”, así comienza la charla con Ana Cristina Lobo Barrón, egresada del Colegio de Bachilleres del Estado de Sinaloa, una joven mujer que hoy es responsable de interpretar a  la Lengua de Señas Mexicana, las sesiones ordinarias del Senado de la República y que tuvo el honor de ser la intérprete de la toma de protesta como Presidente de la República del Lic. Andrés Manuel López Obrador.

 

Orgullosa de tener el privilegio de servir a todas aquellas personas con discapacidad auditiva para que ejerzan su legítimo derecho a ser informados, Ana Cristina nació el 18 de febrero de 1986 en la capital de Sinaloa. Sin embargo, radicaría hasta los 18 años de edad en el poblado que lleva por nombre colonia “Emancipación”, de la sindicatura de “Emiliano Zapata”, mejor conocida como Estación Obispo, del municipio de Culiacán. Es la hija menor de cinco hermanos del matrimonio formado por don Jesús Ricardo Lobo Castro, ejidatario dedicado al cultivo de maíz, y de la señora Guadalupe Barrón Martínez, ocupada en las labores propias del hogar y crianza de sus hijas e hijo.

 

Desde temprana edad, asistir a la escuela siempre fue una de sus motivaciones. Nunca le importó la temprana hora que debía ponerse en pie para preparar su traslado al centro educativo.

“Recuerdo despertar temprano para trasladarme en camión al plantel. No hubo un día en que mi mamá no me preparara el desayuno. Siempre ha dicho que es lo más importante para empezar el día. En la actualidad, es algo que le repito a mi hijo cada mañana antes de llevarlo a su escuela”, dijo la intérprete.

 

“Recuerdo con mucho cariño esa etapa. Sin duda, Cobaes aportó mucho en mi formación académica e integral. Recuerdo que me gustaban mucho los números. Mi servicio social lo hice dando asesorías de matemáticas, física y química a los alumnos del plantel 62 que habían reprobado y tenían que presentar exámenes. Fue una experiencia muy agradable. Ahí reforcé mi pasión por la docencia”.

 

Al trasladarse en la línea del tiempo, Ana Cristina recuerda con cariño a profesores como César Ramírez, Salvador Arias, Sandra Fernández y Luz Muñiz, entre otros.  Con algunos dice mantener contacto a través de las redes sociales; con otros, ha logrado saber de ellos a través de los sobrinos que han cursado sus estudios en el Colegio.

 

Formada en un seno familiar donde la cultura del esfuerzo y el trabajo es la única opción para salir adelante, la vida marcaba su retorno al sitio donde 18 años atrás había nacido. Es así como llega a Culiacán a prepararse como Licenciada en Educación Especial en la Escuela Normal de Especialización del Estado de Sinaloa (ENEES), y continuó ampliando sus estudios como intérprete de conferencias en la Ciudad de México, lo que conlleva una preparación muy exigente relacionada con las temáticas, contextos y lugares donde habrá de realizar la interpretación.

 

Por ello, desde hace tres años, Ana Cristina es un elemento importante en la estructura de difusión del Senado de la República, garantizando así el acceso a la información como derecho de la Comunidad Sorda.

 

La sinaloense es quien tiene la tarea de interpretar las sesiones ordinarias de la llamada Cámara Alta, además de participar en algunas comisiones o eventos especiales como ha sido el caso de las visitas de jefes de Estado al Senado. Le tocó el honor de interpretar la sesión solemne donde estuvo el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau. Su desempeño también ha sido requerido en la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), el máximo órgano jurisdiccional en materia electoral, en INAI, CNDH, SPR, Canal del Congreso.

 

“Mi trabajo me ha demandado una preparación constante. He tenido que explorar nuevos campos del conocimiento, cursos presenciales y en línea, buscando la profesionalización en temas legislativos, políticos, jurídicos y en materia de derechos humanos”, precisó, al tiempo que agradece a su hijo Santiago y a Gustavo, su pareja, el respaldo que siempre le han otorgado en el seno del hogar para alcanzar sus metas.

 

Comparte que su trabajo la ha llevado a colaborar para los tres poderes del Gobierno de la República. Además, le ha permitido estar presente en episodios históricos como los de la Asamblea Constituyente de la Ciudad de México, en los cuales se elaboró la primera Constitución Política como entidad federativa.

 

Fue, lo dice con satisfacción y orgullo, la primera Constitución de la historia moderna que cuenta con interpretación de Lengua de Señas Mexicana durante todo el proceso de su elaboración y aprobación. De igual forma, considera como su mayor reto y honor profesional, la interpretación de la toma de protesta como presidente de la República del Lic. Andrés Manuel López Obrador.

 

“Ha sido un camino largo para llegar a donde estoy. Gracias al reconocimiento de los derechos para las personas con discapacidad, se han abierto más espacios para el acceso a la información. Por medio de las asociaciones a las que pertenezco, hemos podido abrir nuevos espacios para el reconocimiento del profesional de la interpretación de Lengua de Señas Mexicana, donde somos un puente de comunicación para la comunidad sorda, de quienes tenemos el honor de contar con el apoyo y reconocimiento de ellos”, reveló.

 

Rate this post