Impulsora Cultural y Tecnológica realiza últimas pruebas para el funcionamiento.

German Zambada Galván. 13 02 19

Culiacán, Sin.- Desde su construcción en 1980, el Teatro Pablo de Villavicencio ha sido el principal espacio para el desarrollo de la vida cultural de Sinaloa, ya que satisface una demanda no solo de la capital, sino que también cubre las necesidades de los municipios del estado.

Para ello, con recursos del Programa Apoyo a la Infraestructura Cultural de los Estados (PAICE) y del Gobierno del Estado de Sinaloa, recientemente se culminó con el equipamiento totalmente digital de este recinto cultural y que próximamente abrirá sus puertas.

Por lo tanto, se encuentra en la etapa de capacitación del personal que formará parte de la operatividad técnica, tanto en iluminación, sonido y de asistencia al público, a cargo de la empresa Impulsora Cultural y Tecnológica.

Son Gerardo Gallegos y Luis Humberto Estrada, quienes instruyen al personal de sonido e iluminación, para tener a su cargo tecnología digital y de última generación para el mejor funcionamiento del Teatro y con ello brindar excelentes producciones para la difusión artística y cultural, desde la presentación de programas artísticos locales, nacionales e internacionales.

Este equipamiento consiste en el reemplazo completo del sistema de mecánica teatral, sistema de vestimenta teatral, parrillas y pasos de gato, sistema de iluminación general y equipamiento  de sonido.

El costo del presente proyecto es de $ 19´616,031.44 de los cuales, $8´000,000.00 son aportados por el Programa Apoyo a la Infraestructura Cultural de los Estados y $ 11´616,031.44 por parte del Gobierno del Estado de Sinaloa, quien a su vez hizo una importante inversión en la renovación de la alfombra, pintura general y rehabilitación de baños del recinto.

 

Rate this post