En el Festival de las Amapas y los Arboles Regionales.

 

German Zambada Galván. 06 03 20

 

Culiacán, Sin.- Ante un numeroso público interesado en el tema, dio inicio el Festival de las amapas y nuestros árboles regionales, que organiza el Instituto Municipal de Cultura Culiacán, con un conversatorio en el que participaron Yamel Rubio, Rito Vega, Érika Pagaza, Isabel Mendoza, Carlos Murillo y Minerva Solano Moreno, “Nuestros árboles”.

 

La directora de Cultura Culiacán, Minerva Solano, explicó que la idea de crear este Festival responde a una visión y a un ideal compartido con otras instituciones, acerca de generar una cultura ambientalista en beneficio de Culiacán, un esfuerzo urgente de tomar conciencia, señaló.

 

El Festival de las amapas, que se desarrolla en colaboración con la Secretaría de Desarrollo Sustentable, Secretaría de Desarrollo Urbano y Ecología y el Jardín Botánico de Culiacán, tiene el propósito de reflexionar sobre la relación que guardamos con los árboles y el hábitat que ellos construyen a nuestro alrededor, la importancia y valor que tienen en nuestra vida, brindándonos la oportunidad de convivir a su sombra, dándonos bienestar y también identidad.

 

El doctor Rito Vega ha recorrido todo el estado documentando la extraordinaria riqueza de especies vegetales, pero también, dijo, la terrible deforestación y la pérdida de las áreas verdes. Él y su equipo tienen registradas más de 4 mil especies: “Es tanta la diversidad que no la conocemos”.

 

Comentó la maestra Yamel Rubio que mientras se dedicaban ella y sus alumnos a la preservación del Jaguar en Sinaloa, fueron descubriendo y fascinándose con la vegetación, de manera especial con las amapas. Al investigar encontraron que sí es prioridad en el país la preservación de la amapa, acudieron al Programa de Recuperación y Repoblación de Especies en Riesgo (Procer), construyeron 4 viveros y se generaron empleos temporales: “Lo importante no solo es generar información de dónde están, sino involucrar a la gente. Formar estudiantes y hacer algo por la comunidad”.

 

Carlos Murillo recordó la espléndida labor que realizó durante toda su vida su padre, el ingeniero Carlos Murillo. Participando en la primera gran arborización del Centro Cívico Constitución recién construido (1958) y en 1986 solicitó al gobernador Toledo Corro el espacio para la creación del Jardín Botánico, donando su colección de árboles de todo el mundo. Explicó que actualmente el jardín realiza un gran esfuerzo para dar a conocer la biodiversidad local, participan en la arborización del centro de la ciudad y desarrollan programas para divulgar y preservar las especies.

 

En ese sentido, Érika Pagaza, directora de Investigación del Botánico, señaló la importancia de revalorar el conocimiento de las plantas, a no perder de vista que somos una comunidad natural, que la naturaleza encuentre refugio en las ciudades, que los árboles regionales formen parte del paisaje urbano: “La naturaleza tiene su paciencia, darle su tiempo para que se establezca. Si regresamos ese patrimonio a la ciudad, le vamos a regresar también a las abejas, a los pericos. En nuestros árboles está el secreto de nuestra sobrevivencia. El rescate nos corresponde a todos”.

 

Por su parte, la subsecretaria de Medio Ambiente, Isabel Mendoza, destacó la labor que se lleva a cabo en estos momentos, involucrando principalmente a las escuelas para arborizar la zona rural, reforestar y convertir a las escuelas en pulmones, recuperar los espacios públicos: “La meta es plantar un millón de árboles”.

 

Finalmente, Minerva Solano comentó que el año pasado, el presidente municipal, Jesús Estrada Ferreiro, en representación del Gobierno de Culiacán, signó el compromiso de la Carta de la Tierra. El Instituto Municipal de Cultura Culiacán ha dado seguimiento a esos compromisos con las distintas áreas del Ayuntamiento, asimismo, forma parte del plan de trabajo del IMCC en el eje Territorio, Ecosistemas Culturales y Medio Ambiente, en el que se inscriben actividades como el Festival de las amapas y nuestros árboles regionales, la intervención en las sindicaturas con divulgación de información y la reforestación de las comunidades.

 

Rate this post