Su presentación fue en el Centro Sinaloa de las Artes Centenario.

German Zambada Galván.

Culiacan, Sin.- Alumnos de canto de la Escuela Superior de Música del Instituto Sinaloense de Cultura, bajo la dirección de la soprano Perla Orrantia, cerraron cursos con el montaje de fragmentos de la ópera de cámara La Serva Padrona (La criada patrona), de Giovanni Bapttista Pergolesi, en el Centro Sinaloa de las Artes Centenario.

En la pequeña obra, participaron el tenor Gabriel Rodríguez como Uberto, la soprano Marcela Tostado como Serpina, la criada, y Jorge “Kanan” Escobedo como Vespone, el criado mudo de Uberto, con la participación al piano del maestro Marco Antonio Rodríguez, y una escenografía de Rubén Zapién Osuna.

Se trata de la primera obra maestra de su género y la madre de todas las óperas cómicas, en la que participan Uberto, un rico solterón; Serpina, su sirvienta, y Vespone, un criado mudo. Uberto se queja porque Serpina hace mal su trabajo, hace lo que quiere y se ha vuelto muy alzada.

En esta adaptación recortada, Gabriel Rodríguez canta las arias Aspetare, e non venire y Sempre in contrasti, mientras que Marcela Tostado canta Sitzzoso, mio stizzoso, para luego cantar a dueto Lo conozco.

En el segundo acto, ella canta A Serpina penserete, Gabriel Rodríguez canta Son imbrogliato io gia, y terminan cantando a dúo Contento tu sarai.

Ella se ha propuesto casarse con su patrón y ser a su vez la patrona, recurriendo a la seducción y al chantaje sentimental, a las caricias provocadoras y a la simulación de su noviazgo y boda inminente con el supuesto militar Tempesta (el mismo Vespone) para inducirlo a que se case con ella. Mujer al fin, logra lo que se propone y acaba convirtiéndose en reina absoluta en su hogar, y los tres acaban brindando por la felicidad eterna.

 

Rate this post