Culiacan, Sin.- Con un atractivo programa integrado con famosas piezas de zarzuela, el Taller de la Ópera de Sinaloa del Instituto Sinaloense de Cultura puso en marcha en el Teatro Socorro Astol su ciclo de conciertos gratuitos Miércoles de Ópera, donde presentó a sus nuevas voces y a las que permanecen por segundo año, ante un público numeroso.

Con acompañamiento al piano de las maestras Laura Hauer (directora artística interina) y Zlatina Valkova, el programa transcurrió entre voces experimentadas tras un año de ensayos y clases, y voces nuevas, tímidas algunas, aún sin sacar toda su potencia y que, a la vuelta de los meses, irán mostrando su consistencia y su garra interpretativa.

El programa Viaje a España, abrió con la presencia de la soprano Marcela Ung y la mezzosoprano Angélica Mata, que cantaron a dúo Todas las mañanitas (de la zarzuela Don Gil de Alcalá, de Manuel Penella), para seguir la soprano Abigail Favela con La Petenera (de La Marchenera), de Federico Moreno Torroba, de quien el dúo integrado por Cintli Cruz y Luís Cornejo cantaron Caballero del alto plumero (de Luisa Fernanda).

De José Serrano, el tenor Ángel Galindo cantó La roca fría del calvario (de La Dolorosa), y Angélica Mata interpretó Qué te importa que no venga (de Los Claveles), mientras que Jorge Martínez, Luis Cornejo  y Mario Vega cantaron en trío la pieza ¡Qué días aquellos! (de la zarzuela La Tabernera del Puerto, de Pablo de Sorozábal).

Verónica Domínguez interpretó Las Carceleras (de Las Hijas de Zebedeo, de Ruperto Chapí); Lucía Beltrán y Ángel Galindo cantaron juntos el Dúo y Jota (de El Dúo de La Africana, de Manuel Fernández Caballero), mientras que Marcela Ung cantó De España vengo (de El Niño Judío, de Pablo Luna), y Lucía Beltrán y Jorge Martínez interpretaron Torero Quiero ser (de El Gato Montés, de Manuel Penella).

De Sorozábal, el bajo Mario Vega cantó la pieza Despierta, Negro (de La Tabernera el Puerto); la soprano Cintli Cruz hizo gala de su modulada voz en la Canción del Ruiseñor y cerraron Angélica Mata y Jorge Martínez con el Dúo de Fernando y Aurora la Beltrana (de Doña Francisquita, de Amadeo Vives).

En la despedida, y como regalo, cantaron todos juntos Por ser la virgen de la Paloma (de La verbena de la Paloma, de Tomás Bretón), acompañados por las palmas del público, e invitaron a su próximo programa el miércoles 02 de octubre, con canció de arte mexicano.

Rate this post